El Carnaval

La Comparsa

La Juventud Alegre se reunía el día sábado de carnaval en algún tiempo en Huasadurazno, luego en Finca San Roque, en la Granja de la Escuela Normal y en la actualidad lo hacen en la cancha del Club Estudiantes. Allí se espera a los padrinos de la Comparsa se almuerza, se bebe y se baila.
A partir de las 18 hs se ingresa por las calles del pueblo en caravana automovilística que culmina en la plaza de Los Artilleros en casa de la flia Soto, donde continua la diversión bailando y bebiendo Saratoga esperando que oscurezca. Alli también se recibe a los padrinos de bandera que harán la chayada de la misma y la entrega oficial al abanderado que será el encargado de conducirla por las calles del pueblo y las invitaciones de carnaval. Acercandose ya las hs 21 se procede a subir al mojón ubicado en B° Santa Barbará donde se realizaran las ofrendas a la Pachamama en un emotivo acto con la participación de 2000 personas y la aparición espontanea de 300 diablos. Es muy emocionante el momento en que llegan los Diablos hasta el mojón, esto se produce después de escuchar la tercer bomba y en medio de la oscuridad de la noche. Primero se sentirá el lejano griterío, y todas las miradas trataran de verlos en la negrura de la noche, y luego alguien grita “ahí están…. ahí vienen”. Y en ese momento se produce el impactante encuentro entre el sonido de cascabeles y gritos de Diablos con sus características voz finitas.
Toda la alegría de la Juventud se junta en un solo remolino encantador, dando rienda suelta a nuestros diablillos interiores. De esta manera todos los integrantes de la Comparsa “La Juventud Alegre” cantando incansablemente sus coplas bajaran bailando por las calles de Humahuaca. Es una verdadera multitud bulliciosa, la gente sale de sus casas para saludarlos, los turistas se detienen maravillados para verlos pasar, alguien extiende sus brazos invitándolos a que se sumen a la marcha de la Comparsa esta finalizara en el salón, donde bailaran las nueves noches del Carnaval. La Comparsa se caracteriza por la gran cantidad de gente que la integra, más los que visitan Humahuaca. Durante el día participan con su banda de música en numerosas invitaciones y por la noche se baila en el salón. En ambos casos se juega cariñosamente con talco, papel picado y serpentina; y la mayoría de los participantes llevan una “J” pintada en la frente.-