El Carnaval

Domingo de Tentación

“Ya es hora de despertarme es el ultimo día de carnaval, ah disfrazarme rápido para salir a cargar mi sarta…….” Así con un itinerario armado con su aro de alambre y con el llanto tradicional cada diablo saldrá por las calles del pueblo y en cada negocio, carnicería, tiendas y todo comercio que encuentren a su paso pedirá distintos elementos (frutas, verduras, carnes, cerámicas, etc.) De a poco la sarta se irá llenado y será ofrendada por la noche en la apacheta de los Diablos para enterrar el Carnaval. Ya cerca del medio día todos los Diablos se reúnen en una casa determinada para almorzar eh iniciar la chayada del Diablito, que se lo llevara a la primera invitación del Domingo y donde lo harán bailar, pasear y jugaran con él. Este Diablito tiene una particularidad y es que lleva unas bombas de estruendo en su interior y al llegar al mojon de los Diablos poco antes de que termine la última invitación se lo hará estallar en símbolo de la terminación del carnaval.