Leyendas

La Casa Encantada

Se cuenta que la llamada “casa encantada”, ubicada a 2 km. de la ciudad de Humahuaca, antes era un sitio en el que se recibía a los viajeros que venían de lejos y descansaban allí para al otro día poder continuar su camino.
La noche de un día miércoles llegó un gaucho con tapado negro y con voz muy gruesa. En primera instancia solicitó una muchacha para que lo atendiera esa noche, en esa época era muy común que esto sucediera.
Durante toda la noche no se escuchó ni un grito que saliera de la habitación, lo que les pareció extraño a los dueños de casa y por ello entraron a la habitación pero no hallaron a nadie. Buscaron por todos lados hasta el amanecer, pero nada.
Cuando creyeron que estaban buscando en vano pensando que la muchacha se había escapado con aquel hombre, la encontraron colgada de unos de los linteles de la entrada. Los dueños estaban atónitos, ya que nadie había visto en qué momento la habían dejado allí o cuando se había suicidado.
En ese entonces para que no los culparan, la enterraron en un lugar desconocido y por no darle un velorio ni enterrarla en un cementerio, su alma comenzó a atormentar a los dueños hasta que uno de ellos se suicidó. El otro murió de un tiro cuando le quisieron robar unos gauchos que venían a entregarle licores.
Ahora la muchacha anda buscando un hombre joven y valiente que la desentierre y le dé un sepulcro digno. Hasta entonces el alma de la chica suele aparecerles a aquellos que están solos o a los que no van con la intención de encontrarla.

Imagen