Monumentos

Monumento a los Héroes de la Independencia

En el mundo existen monumentos sobre los que algunos creyeron importante: personajes sobresalientes en el aspectos político, económico, social y cultural, levantados todos ellos en plazas, parques, paseos, avenidas o en lugares estratégicos para que puedan ser apreciados por multitudes que acuden a saber de quien se trata o si evocan al pasado o tal vez un hecho trascendente individual o colectivo, tal es el caso de los mineros de Oruro en la Iglesia de la Virgen del Socavón.
El monumento que se levanta en la Colina de Santa Bárbara de la Ciudad de Humahuaca, tiene connotaciones particulares y muy pocas veces vistas en nuestro planeta. Allí está plasmado por el artista la "participación popular" en la lucha por la independencia que tuvo lugar en la Quebrada de Humahuaca entre los años 1810 a 1821. Más de 11 invasiones realistas fueron valientemente resistidas por una gran masa de personas que dejaros todo y a cambio de casi nada, pero con un gran sentido de patria; se libraron alrededor de 129 batallas, combates y escaramuzas, la mayoría con triunfos de los gauchos norteños y de los habitantes de pueblos originarios que participaron de tal manera que era casi como necesario que quedaran plasmados en el bronce ellos y no los cabecillas o caudillos como estamos acostumbrados a que eso ocurra.
Por eso mismo la importancia a nivel mundial del monumento a los Héroes de la Independencia de Humahuaca y los pasos que se dieron para que tenga asidero en el concierto nacional. Aquí cobra singular importancia la figura del "abogado de la argentinidad" como se lo llamaba al Dr. Ernesto Eudoro Padilla oriundo de Tucumán y un enamorado de la tierra quebradeña y de su gente muy particularmente, ya que por iniciativa de él como integrante de la Cámara Baja y de un grupo de Diputados Nacionales se presentó allá por el año 1925 un Proyecto de ley que establecía la creación de un Monumento a los valientes Héroes de la Independencia Nacional que participaron activamente en la lucha y que no fueron reconocidos ni recordados en los libros de nuestra historia argentina, como así también el levantamiento de monolitos recordatorios en las entradas de los localidades y pueblos de la Quebrada (Tilcara es un claro ejemplo de ello), que recuerden y traigan a la memoria colectiva a los habitantes de la zona y a los circunstanciales visitantes la participación popular de grupos de hombres, mujeres y niños de nuestra zona.
Dicho proyecto fue aprobado por unanimidad, debido principalmente a la excelente oratoria del Dr. Padilla a la hora de fundar ante los camaristas el por qué de la erección del monumento en la Quebrada de Humahuaca, ya que sus visitas y pernoctancia en este lugar, le permitió conversar con descendientes directos de los protagonistas de las gestas quienes le contaban sobre la historia de sus abuelos, de batallas, encuentros con realistas y de todo lo que pasaban en el teatro de operaciones de la Guerra de la Independencia, como así también del fuero gaucho, ya que todos debían colaborar de una u otra manera para el ejército con productos de la tierra: lana, tejidos, ganados y otros enseres para el sostenimiento de toda la tropa que debía recorrer, aparte de la Quebrada, territorios de Salta, Tucumán y grandes zonas de Bolivia.

Imágenes