Monumentos

El Reloj

Es una máquina de la más alta calidad, la mejor fabricación Italiana, seis días de cuerda, a pesas, péndulo de precisión con poder para cuadrantes hasta dos metros y amplio margen de tolerancia. Tocará las horas, las medias y los cuartos de hora.

La Estatua

Una estatua de San Francisco Solano, realizada por el escultor argentino Antonio Gargiulo.
La estatua es de bronce cincelado y patinado color marrón, evocando a los misioneros franciscanos de los siglos XVI y XVII. Es articulada en ambos brazos y cabeza, respondiendo a las exigencias de movilidad indicadas por el electrotécnico cronometrista A. Scotton, que es el inventor de este mecanismo único, sobre todo en la figura de un santo.
La figura mide un metro ochenta centímetros (1.80) desde la cabeza a los pies, y posee una base de 0.06 metros. El ancho es proporcional a la altura del santo.

Mecanismo

Una puerta metálica, sobre rieles, se abrirá todos los días al tocar las 12:00 horas, descubriendo la imagen del santo.
El mecanismo, comandado por la máquina del reloj, acciona los movimientos de la imagen:
Inclinación de la cabeza. Inclinación del brazo izquierdo hacia el mismo lado e indicando con evidente postura a la tierra. Elevación del brazo derecho indicando el cielo.
Terminando de tocar las campanadas, estos movimientos, serán a la inversa, pausados y ordenados.
Para finalizar, la puerta se correrá y cubrirá la estatua.

Campanas

Tres campanas de bronce sonoro, de la mejor aleación: lisas, sin adornos y no pulidas, con sus correspondientes martillos para tocar las hora sobre la campana mayor, de un peso de 900 Kilos y las medias horas sobre las otras campanas de 350 y 250 Kilos.

Imágenes