Ritos y Costumbres

La Navidad y las Adoraciones

Es noche buena, la gente asiste a la "misa del gallo". En las manos de sus dueños las imágenes del Niño Jesús llegan a recibir la bendición del sacerdote.
Con anticipación la población vive ese clima de fiesta religiosa. Las dueñas de casa donde se construyen los pesebres, trabajan con dedicación preparando la morada donde se simboliza el nacimiento del Salvador.
Maderas de cardón y de churqui, arcilla, raíces, cortezas de los árboles, pasto verde y musgo verde son los elementos que se emplean en la construcción de los pesebres.
El 24, después de la misa del gallo, los niños se toman de las manos y comienza la adoración acompañada de villancicos.
Las adoraciones se prolongan hasta el día 6 de enero, fecha en que las imágenes del Niño Jesús participan de la misa de Reyes y posteriormente de la procesión. Allí aparece la danza del torito, o la adoración de las trenzas o cintas que muestra la dedicación y empeño puestos de manifiesto por los pequeños y responsables de los distintos pesebres.

Imágenes