Ritos y Costumbres

Santa Ana

Volver en busca de los significados y representaciones ancestrales, constituyan tal vez la tarea de los investigadores, que al igual que en otras regiones y otros países vecinos, se ha constituido en el objetivo de estudiosos y folclorólogos. Sin embargo se pueden rescatar de la memoria, alguno de esos significados que, tal vez en el transcurso del tiempo fueron perdiendo validez. La celebración de santa ana o santa anita es una de ellas.
Como se mencionó con anterioridad, los distritos y pequeños parajes alejados o que por bastante tiempo se mantuvieron sin la afluencia de visitantes por carecer de caminos carreteros, son los que conservaron con mayor pureza ciertas costumbres.
El dueño de la imagen de santa ana, alférez o esclavo, junto a su familia son los responsables de la celebración. Previo al 26 de julio, se prepara en andas a la virgen colocándola en el lugar privilegiado del "oratorio" 1. Llegado el día central y desde la mañana llegan los vecinos devotos de santa ana. La primera muestra de fe es acercarse a la imagen, realizar sus oraciones y luego ofrecer a la virgen todos aquellos objetos y comidas preparados como ofrendas. Se espera de ella las bendiciones y, fundamentalmente las peticiones van dirigidas a la ayuda y protección de sus cultivos y haciendas o también vinculadas a la cura de enfermedades de los familiares.
En el patio todo está dispuesto para dar inicio a las celebraciones. El dueño de casa designa en principio al Comisionado municipal, luego este es el responsable de toda la organización y funcionamiento de la "comunidad" durante un día 2. Es el que nombra a sus colaboradores y empleados municipales, quienes a su vez se encargan de la demarcación y asignación de espacios a todas las personas que llevaron sus productos en miniatura para el intercambio o para la venta. Una institución importante es el banco y para su funcionamiento es fundamental la designación de los empleados (generalmente se nombra a los docentes maestros o a visitantes que asisten a la fiesta y no llevan productos), los que tienen la tarea de cortar, sellar y firmar el dinero circulante en la jornada. Todos los que fueron designados en algún cargo o como empleados durante "un mes", equivalente a una hora reloj. Cumplido el tiempo cobran sus sueldos (todo en moneda de santa ana) y es el momento en que efectivamente comienza el comercio e intercambio de productos.
Algo para destacar es que no hay circulación de dinero real y allí está el sentido de la celebración y de la fe.
Todo en ese día es representación, "trabajo" y por qué no diversión, según el rol o función que le tocó desempeñar. Porque tampoco falta la policía que se encarga de la seguridad y apresa a los que generan desorden o a los que "deambulan" sin cumplir una tarea específica. Y, naturalmente si hay presos, también se designan abogados, que por cumplir con la defensa también cobran un sueldo abriendo aún más el abanico del pequeño comercio.
También se observa en algunas comunidades el caso de las personas que durante la fiesta de santa ana son apresadas por algunas faltas, para la obtención de su libertad deben cumplir la penitencia rezando delante de la virgen una determinada cantidad de oraciones.
Cuando comienza a oscurecer, y cuando prácticamente todo lo que se trajo para vender o intercambiar ha terminado, llegó el momento de regresar a casa, no sin antes agradecer a la virgen de santa ana por haberles permitido durante un año más, participar en esta fiesta.
NOTAS AL PIE:
1 - Se trata de una pequeña capilla donde los pobladores católicos que poseen imágenes de santos y vírgenes, las construyen con esa finalidad, además de ser el lugar de oración de la familia principalmente.
2 - Durante el día de la festividad de santa ana, representan el funcionamiento del pueblo o comunidad. Se reflejan ciertos aspectos de la realidad del pueblo como: los anhelos de satisfacción de necesidades y como ellos plantearían la solución de determinados problemas.

Imágenes