Ritos y Costumbres

Supersticiones

Las supersticiones que hemos extraído son comunes en el ámbito geográfico del departamento de Humahuaca, ello no quita que en nuestras regiones andinas sigan jugando un papel importante dentro de las creencias y el destino del pueblo coya.
PRECAUCIONES: contra el daño.
- El primero de agosto es un día muy desgraciado, hay que tener cuidado y no correr, la tierra lo puede agarrar.
- Después de asustarse no hay que tomar agua ni comer carne cruda.
- Cuando se termina de hornear hay que tapar el horno para que se callen los habladores "lenguas largas".
- Cuando se aparecen en la casa hormigas hay que cambiarse de casa sino se muere uno de la familia.
- Abrir un paraguas en una pieza es yeta.
- En la casa hay que tener siempre animales, porque entonces el mal que se le hace a uno cae en los animales.
- Hay que cortarse los cabellos en cuarto creciente para que no mermen.
- Cuando arde la oreja derecha hablan bien de la persona, cuando arde la izquierda hablan mal, hay que morder cualquier objeto para que muerda la lengua el que habla mal.
- Cuando se pasa cerca de un perro malo, hay que decir "San Roquito, ata a tu perrito".
- Los martes y viernes hay que tener cuidado de no carnear ni vender para que se caree, es yeta.
SUERTE: Obtener beneficio.
- Para carnear hay que trazar con un cuchillo una cruz en el ojo del animal que debe mirar al oriente como homenaje a la Pachamama.
- Cuando un perro negro entra en la casa no hay que echarlo, sino se echa a la suerte.
- Para conocer las mentiras hay que hacerle sacar la lengua, sino la saca, es verdad y si la saca es mentira.
- Cuando pica la palma de la mano es porque recibirá plata, se debe cerrar la mano y guardarla en el bolsillo, allí se la abre.
- Para saber si un enfermo sanará hay que fijarse al sacar las hojas de coca, se ponen las hojitas sobre la palma de la mano izquierda: si sale cara la primera es porque sanará, si queda cruz muerte segura.
- Cuando un perro se orina sobre la pierna de uno no hay que enojarse, hay que dejarlo que termine bien, porque es mucha suerte para el que le toca.
- Cuando se encuentra un pedazo de herradura es suerte, hay que llevarla a la casa y guardarla en un cofre.
SINIESTROS: Designios para dañar.
- Los miércoles y sábados hay rociar bien la casa con agua, para ahuyentar a las brujas.
- Para hacerle daño a una persona hay que hacer un muñeco de trapo y se apuñala, también le clavan alfileres en zonas vitales, lo mismo se puede hacer con una foto después hay que quemarlo o deshacerse de él.
- Para darle yeta a uno hay que tirar tres puñados de sal (si es sal de roca, mejor porque es más pura).
- La tierra de cementerio es muy buena para dañar.
- Cuando un remolino de tierra viene hacia uno, señal de que ahí está el diablo, diciendo ¡CRUZ DIABLO!, el remolino se hace aun lado y el mal no se apodera de uno.
- Es malo regalar pañuelos, porque atrae a las lágrimas.
- El primero al trece de cada mes es propicios para que a uno le hagan daño, son días desgraciados (la gente de la zona no dice aciagos).
SUEÑOS: Defensa.
- Soñar con flores que no son de la estación luto en la familia.
- Soñar que se le cae la dentadura, es señal de enfermedad muy grave o muerte.
- Cuando se sueña a una persona conocida con vida y nos da la mano señal que muere porque viene a despedirse.
- Soñar agua turbia o río crecido, donde uno se cae y lo lleva el agua es calumnia e injurias.
- Si sueña que uno va caminando por un sendero angosto, es señal de desgracia.
- Cuando uno sueña que le muerde un perro, es porque se aproxima una grave enfermedad.
- Soñar con piojos es sinónimo de plata para aquel que soñó.
Este conjunto de supersticiones, son aquellas que los habitantes de la Quebrada de Humahuaca vivencian a diario, en su estrecha relación con el medio en el cual viven, atañe a la superstición lo que sobra de la religión, en nuestra zona equivale a un vicio, por el cual se tributa un culto divino, a quién no se debe, o tributa culto, a aquel que no debiera hacerlo, como una forma de burlarse de lo divino - religioso, y esto no ocurre en nuestra Quebrada de Humahuaca, en este lugar se siente un gran respeto y devoción por el imaginario culto que se les brinda a las creencias y supersticiones, porque de ellas depende el destino y el bienestar de toda una comunidad: La comunidad colla de la enigmática Quebrada de Humahuaca.
MEDICINALES: experiencias comunes en la Quebrada de Humahuaca.
- Para sacar la fiebre, se le grita fuerte en el oído, para ahuyentar al mal espíritu.
- Contra el dolor de muelas rezar siete padre nuestros al lado de un perro, se le pasa el dolor o sino colocarse un sapo en la muela dolorida.
- Para hacer el hipo hay que tomar tres sorbos de agua sin respirar, hacerlo asustar o colocarse una cinta roja en la frente.
- Para evitar tener calambres, colocar debajo de la almohada un corcho o morderlo, se levan las contracciones.
- Para puna té de chachacoma o de coca, se cura el soroche.
- Cuando uno se ahoga con la comida que esta comiendo, hay que oler la comida se le pasa el ahogo.
- Para el dolor de cabeza se coloca un pedazo de papa en el fuego, luego se la coloca en la frente como un emplasto.
- El orín de guanaco alarga la vida.
- Para curarse una enfermedad cuyas marcas deben desaparecer, hay que curarse en cuarto menguante.
TIEMPO: meteorología y astronomía.
- Para que llueva hay que matar un sapo y colocarlo panza para arriba, lo mismo se hace con las lagartijas.
- Cuando el gallo hunde varias veces su pico en la tierra, señal que habrá temblor.
- Cuando al peinarse se eriza el cabello es porque correrá viento.
- Para parar un trueno ruidoso, un primerizo tiene que gritar, lo mismo se utiliza en Santa Rosa para desviar el granizo que daña la siembra.
- Cuando llueve se dice:
"Aguacero pasajero
no me mojes mi sombrero
a vos no te cuesta nada
a mí me cuesta dinero".
MALAS SEÑALES:
- No se señala al arco iris, porque trae sequedad.
- No hay que romper la escarcha, sino viene más frío.
- Si se deja la petaca* abierta, se va el dinero.
- No hay que peinarse de noche, porque de noche se peinan las brujas.
- Ahogarse con el mate, es señal que renegará.
- Quebrar un espejo, siete años de yeta.
- Guardar tijeras rotas, llama a la desgracia.