Ritos y Costumbres

Todos Santos

La gente que vive en esta zona, no son nada más que los descendientes directos de una antigua raza que guardaba estrecha relación con el viejo imperio de los Incas, cuyas creencias, supersticiones y mitos hemos heredado tras las muchas generaciones que sobrevivieron a los siglos. A esto debemos agregar, las permanentes relaciones que mantenemos con la República de Bolivia, la influencia étnica de personas de esa región hizo, que también con ellos ingresaran sus costumbres y tradiciones que con el paso del tiempo se fue profundizando en el alma de nuestro pobladores, para pasar a formar parte de las características identitarias que siguen manteniendo hasta el día de hoy.
El día de "todosantos", ha sido fijado para el 1ero de noviembre, pero en esta zona la conmemoración comienza un día antes en las casas de la gente que tienen familiares fallecidos, se prepara una "tumba" la que consiste en una mesa grande, si el fallecido es mayor y una más chica si es de un menor color blanco se cubre con una tela negra allí e coloca la foto del finado y se retiran todos los cuadros con tonos alegres, se disponen de asientos alrededor para recibir las visitas.
A la "tumba" se le provee de todas la ofrendas muy bien dispuestas llamadas "turcos", hechas de pan dulce o salado, se hacen de forma de escalera; para que por ellas descienda el difunto, animalitos, también no están ausentes el pan dulce, bizcochuelo, capias a ello se agregan platillos de diferentes comidas, aquellas que eran preferencia del difunto, como ser asado, picante de pollo, picante de panza y pata, es infaltable el vino tinto, la chicha de maíz y otros, de modo que la mesa quede preparada para que el día esperado el familiar venga a visitar a la casa en la cual moró y se encuentre en clima de alegría, ya que se adorna con flores y coronas. Ese día van a visitar al cementerio todos unidos como al difunto le gustaba estar, para este momento se lleva un poco de comida y bebida, la llegada a la casa es al atardecer: la creencia generalizada es que esa noche el difunto visitará la casa, tal es así que no deben quedar luces prendidas, solamente las de las velas, se siente en esa noche ruidos extraños, parpadean las llamas de las velas y se observa al otro día que hasta la bebida ha disminuido, luego de rezar y cantar coplas alusivas, el levantamiento de la tumba se hace a tarde, es el día de los muertos. Luego se designa a un allegado a la familia para proceder con la ceremonia, se entrega una nómina de los familiares desaparecidos para que luego hagan pasar misa, luego del réquiem, los dueños de casa muy conmovidos, agradecerán a los presentes por haberlo acompañados en tan importante ceremonia, luego en una rueda de amigos comienza un festejo, que consiste en comidas y bebidas que los dueños de casa prepararon a los efectos. La charla se hace más animada y sin ceremonia la euforia no tarda en asomarse de lo que en vida le gustara al finado.
La libación no cesa hasta acabar con la última botella de bebida, y eso ocurre generalmente a la madrugada, cuando los rezadores se van retirando de la casa con los obsequios de la tumba.
Esta creencia "todosantos" está muy arraigada en la gente de la Quebrada de Humahuaca, es caso aparte cuando muere un angelito ya que en muchos lugares se observó que al finalizar toda la ceremonia se realiza un baile, ello se debe a la alegría que el niño debía atravesar en la vida terrena y no lo pudo hacer por su muerte prematura, de allí se desprende que son los adultos en clima festivo ya que el niño no lo pudo hacer.

Imágenes